4 (80%) 1 vote[s]

Yo no me podía imaginar mi viaje a Colombia sin visitar alguna finca cafetera. ¿Estar en este país  y perderme la oportunidad de ver cómo crece y se procesa el café de una de las regiones cafeteras más importantes del mundo? ¡Obvio no! Por esto el poder a una finca cafetera en Colombia era un must en mi lista en mi paso por este país.

Una finca cafetera en Colombia que no está en el Eje Cafetero

Vista Finca Colombia

El café se produce en su mayoría en diversas haciendas o fincas cafeteras en Colombia, en el llamado “Eje cafetero” que comprende los departamentos de Antioquia, Caldas, Cauca, Cundinamarca, Huila, Nariño, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca. Esta zona por su ubicación y altura produce un café de alta calidad en cortos periodos de cosecha. Esta es la zona productora de café más conocida, sin embargo fincas cafeteras en Colombia hay en todos lados.

Mi ruta por Sudamérica estaba un poco apretada de tiempo así que mi viaje estaba planeado para pasar tiempo en Medellín y Bogotá. El eje cafetero estaba desafortunadamente algo lejos de ambas ciudades, sin embargo en la cercanía de Medellín también había algunas fincas cafeteras donde poder conocer un poco más sobre la cultura del café.

Así fue como fui a Fredonia, un municipio en Antioquia colindante con Amagá y Caldas; a una finca cafetera para conocer más sobre el proceso de siembra, recolección, secado y venta. Paramos primero en Amagá, un pueblo pintoresco donde desayunamos lo típico: un tinto (como le llaman al café negro de filtro en Colombia) y unos buñuelos (unas bolitas de maíz fritas rellenas de queso).

Aquí pude ver los típicos jeeps del café que anteriormente se usaban para transportar café y ahora se adecuaron como cafeterías móviles que venden café fresco.

Jeep que vende cafe en Colombia

La visita a la finca fue toda una experiencia ya que salimos muy temprano de Medellín para llegar a Fredonia después de 2 horas por estrechos caminos de tierra entre las montañas.

Al llegar, nos recibió Don Jorge -de familia de cafetaleros, quien obviamente nos recibió con una taza de café de su propia finca. El lugar estaba muy bien cuidado con árboles frutales de todo tipo y los cafetales en la montaña. Normalmente alquila el espacio para turistas que quieran pasar unos días inmersos en la cultura paisa y del café. El que Don Jorge nos abriera su hogar y poder visitar su finca cafetera fue una de las mejores experiencias que tuve en ese viaje.

Finca de cafe en Colombia

La aventura cafetera comenzó conociendo sobre la siembra de los cafetos y su proceso de crecimiento.

Después caminamos (bueno, casi que nos arrastramos pues la pendiente era muy pronunciada) entre los cafetos cuesta arriba y la vista del valle era espectacular. Don Jorge a sus 70 años subía la montaña como si nada…

Cultivo y crecimiento del café arábigo

Desarrollo de una planta de cafe

Don Jorge nos contó sobre el proceso de siembra y crecimiento de los cafetos. Normalmente primero se plantan las semillas en un ambiente controlado hasta que germinen. Este proceso tarda aproximadamente 2 meses y es cuando la planta es pequeña pero ya cuenta con un tallo y raíces. Después, se transfiere la planta a otro espacio un poco más grande y de la semilla crecen 2 hojas. Las plantas crecerán de esta manera y en este espacio hasta 6 meses, meses en los que se hará más fuerte. Pasando este periodo, la planta ya se puede transferir al campo donde tendrán su primera floración. El periodo de floración depende cada zona pero en Colombia esto es de poco menos de 1 año después de la siembra en el campo. Ojo que cualquier planta que esté deforme, débil o amarilla será desechada ya que no tendrá la fuerza suficiente para desarrollarse correctamente.

Planta de cafe en floracion

Maduración y Recolección

Cultivo de cafe en finca en Colombia

Después de la floración, el proceso de maduración de las cerezas tarda aproximadamente 32 semanas y es cuando los frutos cambian de color de verde al rojo, pasando por el amarillo y el naranja. Una vez maduro el fruto se recolecta atrayendo a cientos de personas que se encargan de recolectar a mano los cerezos maduros, que posteriormente serán despulpados y secados para extraer los granos de café. El tiempo de recolección es 2 veces al año entre abril y junio y entre septiembre y diciembre dependiendo de la zona. Todos se reúnen para recolectar el café en los cerros y cantan.

Recolectores recojen en cafe

Beneficio y secado

Granos de cafe secados al sol

Esta parte del proceso es la más interesante ya que es aquí donde el productor puede experimentar con los granos de café pues es en este punto en el que se puede “jugar” con diferentes procesos para desarrollar diferentes sabores en el café.

El proceso de despulpado del cafe

El beneficio es el proceso en el cual se separan los granos de café (también llamado despulpado), se lava (se remueve el mucílago– una capa pegajosa que recubre los granos de café) y el proceso de secado. En Colombia normalmente se realiza el beneficio húmedo, esto significa que se ponen todas cerezas de café en un gran espacio con agua para posteriormente quitarles tanto la cáscara como el mucílago y este proceso es el que vimos en la finca.

Cafe arabigo secado al sol

De esta manera los granos mantendrán sus características y sabores sin tener influencia de ningún tipo de azúcares que podrían venir del mucílago y cáscara. Don Jorge experimenta con su café. A veces no funciona y debe desechar los granos, a veces produce un café diferente, con diferentes notas…se ve que es su pasión.

Una vez que se tienen los granos se ponen a secar al sol. Se extienden todos y se van rotando para que su secado sea total. Eso sí, hay que estar muy al pendiente de la lluvia y cubrirlos inmediatamente si llueve.

Secado de cafe al sol en la finca de cafe en Colombia

¡Y listo! el café está listo para su venta y posterior tostado. En esta finca no tuestan el café sino que se vende a tostadoras de café que además lo comercializan a distintas partes del país.

El proceso es largo, es prácticamente es artesanal y me hizo estar consciente del trabajo que hay detrás de una taza de café. Ahora valoro mucho más el poder tener el lujo de poder beber café que viene de tantas partes del mundo y que involucra tantas manos. 🙂

 

 

Share: