Rate this post

Ok, ya tienes decidido ir a la India. ¡Perfecto! Ahora, comienza la etapa que yo más disfruto al viajar: la preparación y planeación. India es uno de los países más fascinantes, coloridos y místicos que hay. Sin embargo, no importa cuántas guías compres, cuántos documentales veas o cuántos blogs leas, nada (nunca jamás nada) te preparará lo suficiente para vivir lo que la India realmente significa.

Hombre precavido vale por dos, así que te cuento 15 cosas que debes de saber antes de viajar a la India, 15 datos que van más allá de qué vacunas debes de tener o si necesitas visa o no; sino que son situaciones en base a mi experiencia que es importante que sepas o que tomes en cuenta cuando estés planeado tu viaje hacia la mágica India.

1. No esperaba un shock cultural tan grande

La India, tan mágica, colorida y diversa

La India, tan mágica, colorida y diversa

Honestamente nunca supe bien a lo que me enfrentaría, sino hasta mis primeras horas (de día) en Delhi pude experimentar el caos del tráfico, el ruido, personas queriendo “ayudarte” cuando en realidad quieren confundirte (al ser turista eres un target innegable), miradas penetrantes, perros, vacas, basura, mercados, olores…Creo que en mi primer día en India envejecí 5 años del estrés y el shock.

Me pareció muy curioso el ser consciente de cómo el cuerpo humano ante situaciones de “estrés” se mantiene en un estado de alerta máxima por varias horas. Mi consejo: mantente alerta pero sin dejar de disfrutar. Al principio verás cómo estarás alerta al 200% pero conforme te vas adaptando te relajarás y disfrutarás más. Eso sí, confía siempre en tu instinto. Después haré otro post enfocado únicamente en las estafas.

2. Prepárate para ser observado

El momento en que toda la plaza nos obsevaba, mientras me ponía el Saree

El momento en que toda la plaza nos obsevaba, mientras me ponía el Saree

Al principo esto puede resultar extraño, intimidatorio e incluso molesto. En la India no pasarás desapercibido y ¡si eres rubio menos! Es muy normal que la gente se te quede viendo de forma penetrante y analice cada detalle de ti, es algo cultural y no está considerado como algo descortés. Simplemente la gente te ve con tanta curiosidad como tú a ellos, solo que ellos son un poco más obvios que tú. A veces su mirada es tan penetrante que puede incomodarte pero como ti: sonríeles, verás como te sonríen de vuelta y te saludarán de la forma más amigable del mundo. Te recomiendo que simplemente no te lo tomes personal, ignóralo.

3. Prepárate para salir de tu zona de confort

Una vista diferente desde el río Ganges

Una vista diferente desde el río Ganges

Si algo aprendí de la India es salir de mi zona de confort y arreglarte la vida solo. Esto en cierto modo es bueno, te vuelves más creativo, más ágil, te ayuda a tratar de adelantarte a los problemas y a encontrar soluciones con pocos recursos.

Al ser un país tan caótico, es normal que muchas cosas no sean ni lo que esperas ni que funcionen tal y como lo has imaginado. ¿Un tren puntual? Olvídalo. ¿Señalizaciones en inglés? En muchas ciudades no existen.

El tráfico es caótico, las reglas en su mayoría no existen (o al menos no las convencionales) y comportamientos sociales que para ti son normales ahí son diferentes. Sin embargo, son estos pequeños grandes detalles los que hacen de la experiencia de viaje algo único y en cierto modo también te ayuda a valorar lo que tienes en casa.

4. No subestimes un país tan grande

Volar es la forma más rápida para viajar en la India

Volar es la forma más rápida para viajar en la India

La India es un país enorme. Con una superficie de 3 287 263 m², es el séptimo país más grande del mundo por lo que viajar de un lugar a otro puede ser todo un reto, especialmente porque las condiciones de algunas carreteras son muy malas. Un viaje que en el mapa puede resultarte no tan lejano, podría resultar un viaje de 10 o 12 horas por lo que investiga muy bien y planea tus trayectos con tiempo. Te recomiendo buscar las líneas aéreas en India ya que te ahorrará mucho tiempo al viajar y son económicas. Yo volé de Varanasi a Delhi con IndiGo y con Jet Airways de Delhi a Jodhpur, y la verdad es que muy bien ambas opciones.

5. Planea con tiempo A/B

Vacas caminan libremente por todos lados y nadie les puede hacer nada

Vacas caminan libremente por todos lados y nadie les puede hacer nada

Depende de qué tipo de viajero seas. Hay quienes les gusta tener todo bien planeado y hay muchos otros que se dejan llevar y son más espontáneos. Viajar a la India de forma tan espontánea puede ser un dolor de cabeza. En cualquier caso es recomendado que tengas un plan aunque sea general sobre cómo ir de X a Y o qué posibilidades de transporte tienes. Los embotellamientos en las grandes ciudades son todo un problema y pueden provocar que pases horas en el auto/bus y si tienes el tiempo justo para ir a algún lugar tendrás un problema. Por eso está bien tener un plan A y un plan B en caso de que algo falle.
Te recomiendo que uses un chip para tener internet siempre y Google Maps o si no, que descargues alguna aplicación de mapas que funciona offline CityMaps2Go y marques previamente los lugares de interés.

6. Cook it, peel it or leave it

Este es un dicho que tienes que grabarte. Es muy común en India las enfermedades gastrointestinales y como no queremos que la mitad del viaje la pases mal o en cama más vale prevenir que lamentar, por lo que es mejor evitar cualquier alimento crudo como ensaladas o frutas que no puedas quitarle la cáscara. Los plátanos (bananas) son una excelente opción para llevar y comer como snack. Siempre debes de beber de agua embotellada verificando que el sello esté correctamente cerrado y es obvio que no debes de beber agua del grifo. Viajar a la India y enfermarse es lo peor que te puede pasar.

7. Negocia todo

Mujeres comprando en el bazar de Jodhpur

Mujeres comprando en el bazar de Jodhpur

Aprende el arte del regateo en mercados o con el transporte público como taxis y tuk tuks. Como en algunas otras partes del mundo, es muy común negociar y regatear los precios pues siempre el precio inicial está bastante inflado. ¡No seas tímido ni te dejes intimidar, regatea! By the way yo soy malísima haciéndolo.

8. Vístete de forma decorosa

Yo estaba encantada con mi Saree, no me lo quería quitar

Yo estaba encantada con mi Saree, no me lo quería quitar

India estará creciendo mucho, sin embargo, continúa siendo un país profundamente religioso y conservador por lo que debes de vestirte con decoro. Esto significa que como mujer debes de taparte y no solo en los lugares religiosos como templos y mezquitas, sino en general siempre. Es importante que en lo posible no uses ninguna prenda muy pegada ni donde estén visibles hombros ni piernas. Es recomendable siempre llevar una pashmina o mascada que puedas ponerte en la cabeza en caso de que se te solicite.

Otro punto importante son los zapatos. Evita flip flops o zapatos abiertos ya que hay muchas ciudades que son demasiado sucias para llevar los zapatos abiertos, así que a menos que quieras un poco de excremento en tus pies, mejor usa tenis o flats.
Aprovecha los coloridos vestidos y túnicas para comprar local y estar en tono con la ocasión. Encontrarás variedad de ropa que te sacará de apuros y con las que estarás más cómod@ y fresc@ a buen precio. Pronto escribiré más sobre el dress code en la India.

9. Prepárate para caos y diferencias sociales

Las caóticas calles de Jaipur y sus mercados

Las caóticas calles de Jaipur y sus mercados

A causa de la sobrepoblacion en India y sus problemas el índice de pobreza es bastante elevado es inevitable el ver basura por todos lados, personas durmiendo en la calle y gente pidiendo dinero en las calles -incluso niños y abuelitos. Debo confesar que de mis primeras impresiones en la India, el ver personas en tales condiciones de pobreza me impactó mucho, pero a pesar de ello, no es recomendable por ninguna circunstancia el dar dinero ya que esto solo refuerza el problema, pues detrás de estas personas hay una red de explotación.
Si quieres ayudar puedes donar a instituciones internacionales o locales. Un buen ejemplo es Salaam Baalak Trust, una organización no gubernamental que ayuda a niños de la calle con educación, cultura y ayuda médica. Ofrecen city tours a pie con guías que de niños vivían en situación de calle y ahora tienen una oportunidad nueva.

10. Preguntas, preguntas y más preguntas

Estos niños querían que me tomara una foto con ellos

Estos niños querían que me tomara una foto con ellos

Viajar a la India y que no te hagan preguntas es como no haber ido allí. Es MUY común que la gente te haga miles de preguntas personales. A nosotros nos preguntaron cosas como dónde trabajábamos en nuestros países y cuánto dinero ganábamos…cada trayecto en tuk tuk pareciera un interrogatorio y creeme, esto es normal y aunque al principio es muy extraño y te deja una sensación de inseguridad. No tengas miedo en preguntar también las mismas preguntas, estarán encantados de contarte (y hasta mostrarte fotos) de sus vidas.

11. Permítete interactuar con los locales

Conocí la casa de una familia en medio del desierto

Conocí la casa de una familia en medio del desierto

Parte de la magia de viajar es interactuar con locales y conocer la vida fuera de los típicos lugares turísticos. Es en estos momentos donde realmente conoces al país, su gente e idiosincrasia y la mayoría de las veces es cuando se viven las mejores experiencias de viaje.

Tal vez este sea uno de los puntos, en mi opinión, más valiosos, pues como mencioné en el punto 10, tal vez al principio con tantas preguntas es normal ser cerrado y discreto, pero después de unos días aprendes a abrirte y a preguntar de vuelta y esto hace que aprendas mucho de su cultura y su vida diaria.

Comimos con una familia en el desierto y pudimos conocer cómo viven y qué comen. Además de pasear con sus camellos. Para mi, esto tiene más valor que cualquier cosa que pudiera haber comprado.

12. No te confíes de la amabilidad

Sí, es verdad que todos tienen curiosidad de saber de ti, sin embargo como en todos lados en el mundo, hay gente que querrá sacar provecho de ti y de tu poca orientación como turista. Es aquí donde debes de confiar en tu sexto sentido…al final de cuentas, ¿quién sale de la nada y pretende ayudarte? Esto sucede sobre todo cerca de estaciones de tren o aeropuertos donde saben que hay turistas confundidos.

13. Hay seguridad en todos lados

Una de las cosas que me impactó ver es que en casi todos los lugares como hoteles, algunos restaurantes e incluso mercados; cuentan con detector de metales o banda de rayos X en la entrada. Esto es normal como medida de seguridad debido a que este país desafortunadamente ha sufrido de terrorismo. Que no te tome por sorpresa.

14. El transporte en India: un deporte de alto riesgo…

Viajar en tuk tuk también es muy rápido y cómodo

Viajar en tuk tuk también es muy rápido y cómodo

…y el manejar un arte. El pasar en menos de un segundo del acelerador al freno. Yo creo que es un caos total en perfecto orden y sí, el transporte es tan loco y caótico como todo mundo dice. Cada calle puede estar abarrotada con taxis, tuk tuks, camiones, vacas y rickshaws todo al mismo tiempo y sin ningún orden y como piezas de tetrix van avanzando de poco a poco sin dejar espacio entre uno y otro, hasta que de alguna manera todo fluye. Eso sí, yo me dejaba el alma en cada viaje.

15. Contaminación extrema

Cuando vi la capa grisasea pensé que era neblina, sin embargo tras unos días me dí cuenta que en realidad era contaminación. Por suerte cuando estuve ahí el smog no fue tan denso, ya que en ocasiones es una capa tan densa que es imposible ver a algunos cuantos metros de distancia y hay que usar mascarilla forzosamente. Se dice que hay ocasiones que la contaminación es tal que respirar equivale a fumar 45 cigarros al día. Sin importar la época en la que viajes, te recomiendo llevar una mascarilla en el caso de que de pronto haya algún por cualquier caso de contaminación.

Impresionantes vistas del fuerte de Jodphur

Impresionantes vistas del fuerte de Jodphur

Viajar a la India han sido de los más agobiante y abrumador pero fue una experiencia que no cambiaría por nada y que me dejó muchísimas vivencias increíbles.

Igualmente creo que si hubiera estado más preparada y hubiera tenido estos consejos para viajar a la India, hubiera estado más consciente, tal vez hubiera disfrutado aun más mi estancia. Al final de mi viaje, cansada y con dolor de estómago, me urgía volver a casa. Después de un par de semanas de haber reposado tanta información, ya quería volver.

Share: