Rate this post

Este otoño en Hamburgo es una maravilla. Esta es mi estación favorita, el clima empieza a ser frío pero no lo suficiente como para congelarte, el sol sigue brillando y los árboles se ponen de todos los colores. ME ENCANTA.

Este año en particular he disfrutado del otoño muchísimo. Yo creo que es porque este año en especial el otoño ha sido especialmente “caluroso” apenas hace 1 semana a mediados de octubre tuvimos un domingo de 24 grados, eso en Alemania es rarísimo. Por lo mismo, aprovechamos este caluroso día de otoño para ir a la playa más cercana de Hamburgo: Travemünde. Está a 1 hora de Hamburgo en tren. Muy práctico para hacer una escapada de un día y aunque no nos pusimos al sol a broncear en bikini, disfrutamos de un día tirados en la playa y caminando por los alrededores de la ciudad.

Debo de aceptar que en México el otoño no es tan bonito, no sé si sea por la falta de árboles o tal vez porque el tipo de árboles que hay ahí son diferentes. El otoño en Hamburgo es un espectáculo de colores, las hojas de los árboles se vuelven de tonos anaranjados, rojos, cafés y amarillos. En un día soleado contrasta el aun verde de las hojas con las que ya están amarillas y con el cielo azul. Es simplemente hermoso.

El otoño, en Hamburgo realmente dura poco ya que de pronto puede llegar el típico viento hamburgués o una llovizna otoñal y PUM toda las hojas se caen.  Es por lo mismo que en esta ocasión me ha dado la impresión de que ha durado un poco más de lo normal. El otoño como muchas cosas en la vida dura poco y por eso ese poco hay que disfrutarlo al máximo.

¿Dónde tomar fotos del otoño en Hamburgo?

Como Hamburgo es una ciudad muy verde, hay muchos espacios donde se puede disfrutar de los colores otoñales: Stadpark, Planten und Blumen, Alster, Altesland….y el cementerio de Ohlsdorf. ¿Un cementerio? Pues sí, es el 4to cementerio más grande de Europa. Es tan grande que tiene líneas de autobus dentro, iglesias y un museo. En esta ocasión aproveché el otoño en la ciudad, agarré mi bicicleta y me fui al cementerio a dar la vuelta y a tomar fotos de los árboles y sus colores. Suena extraño, pero el cementerio es tan grande que muchos van a dar la vuelta en bici o para dar un paseo ya que es un parque gigante.

Hay muchos rincones en Hamburgo para disfrutar del otoño y contrastes entre el Elbe y la naturaleza o la ciudad y los árboles. Así que ya sabes, si quieres vivir el otoño en Hamburgo, podrás disfrutarlo plenamente en sus diferentes facetas casi en cualquier lado.

Share: